Sign up with your email address to be the first to know about new products, VIP offers, blog features & more.

¿Puede una marca fabricar en China y ser cruelty-free?

Vamos a resolver la eterna duda sobre si se puede fabricar en China y ser una marca libre de crueldad, ya que una de las preguntas que más me hacen es “¿Cómo puede ser esta marca libre de crueldad si en sus productos pone que ha sido fabricado en China?” Y es que, aunque cada vez somos más las personas concienciadas con el maltrato que sufren los animales en la industria cosmética, todavía existen muchas dudas en lo referente a China. 

Que una marca esté fabricando en China, no quiere decir que también vaya a vender allí

Actualmente, mucha de la ropa y productos que consumimos proviene de China. Y, como sabemos, su legislación requiere que cualquier marca cosmética extranjera que quiera vender en sus fronteras -a excepción de que sólo quiera hacerlo a Hong Kong o a través de Internet-, debe someter sus productos al testado en animales, cuyos costes además deberá pagar la propia marca. Por tanto, entendemos que puede resultar confuso ver que una marca que afirma ser cruelty free y cuenta con certificado oficial, pone en su etiqueta “fabricado en China”. Pero que una marca opte por fabricar en China no quiere decir que también vaya a vender allí.

Animal testing siempre que se quiera vender, pero no para fabricar en China

Imagen de Anima Naturalis

Descubre si se puede fabricar en China y ser cruelty free

Para que se entienda fácilmente, los cosméticos producidos en China están sujetos a leyes distintas que los que buscan venderse dentro de sus fronterasEs decir, únicamente se aplicaría la ley que obliga a testar en animales en el caso de que la marca también quiera vender allí.

Es decir, sí se puede fabricar en China y ser libre de crueldad, al menos, mientras no vayas a comerciar allí. Un claro ejemplo lo tuvimos con Wet n Wild, una marca certificada con el logo oficial de PETA que producía en China sin vender allí, pues sus productos eran exportados al resto del mundo. O, al menos, eso era lo que creíamos, hasta que el pasado 22 de mayo el famoso blog Cruelty Free Kitty descubrió que la marca estaba vendiendo secretamente en China continental, donde las pruebas en animales continúan siendo obligatorias (con algunas excepciones que veremos más adelante). El suceso, que fue reconocido por la propia marca, provocó el rechazo de la comunidad de belleza libre de crueldad, siendo tachada de nuestro listado de marcas cruelty free. Un caso que nos ha enseñado a estar más pendientes del resto de marcas cruelty free. Podéis leer las últimas noticias sobre el caso de Wet n Wild en los siguientes artículos:

¿Es posible vender en China y ser cruelty free?

No, la gran mayoría de marcas que venden en China no son libres de crueldad. Aunque se están produciendo algunas excepciones -como parece ser el caso de Burt’s Bees-, estas son muy difíciles de que se produzcan, y mucho menos suelen aplicarse a las marcas de cosméticos. Es más, aun en el caso de que una marca fabrique en China, en el momento en el que quieran vender allí, tendrán que aceptar que se realicen las pruebas con animales que la ley requiera.

La única excepción que hemos encontrado es vender a través de Internet. Este es el plan que está llevando a cabo E.l.f Cosmetics, una marca vegana y cruelty free que vende en China de forma online través de WatsonsCuriosamente, la misma empresa que terminó distribuyendo a Wet n Wild por sus tiendas de China continental, previo consentimiento de la marca. Esperemos que a E.l.f no caiga en el mismo error.

Tienda de Sephora en China. Vender y fabricar en China no es ser cruelty free

Una tienda de Sephora en China

Hay marcas que venden en China y siguen afirmando que son libres de crueldad al rechazar las pruebas con animales “salvo que la ley lo requiera” (China), en cuyo caso lo haría el propio gobierno chino o una agencia de terceros, con gastos que debe pagar la propia marca. Es más, desde el propio gobierno pueden retirar en cualquier momento sus productos de las estanterías para realizar pruebas en animales. Y como, técnicamente no son ellos mismos los que realizan las pruebas, continúan afirmando que son libres de crueldad. Sin embargo, lo que no dicen es que nadie les obliga a vender allí, ni que anteponen los beneficios económicos frente al innecesario sufrimiento que padecen los animalesUn ejemplo lo tenemos en Sephora, quien vende en China tanto su propia marca como algunas asociadas. Podemos ver todas las marcas que Sephora vende allí en este artículo.

Si quieres asegurarte de que no te engañan, lo mejor es informarse siempre en blogs especializados en el tema y buscar en las listas oficiales de Leaping Bunny o PETA.

Vale, entonces se puede fabricar en China y ser cruelty free. ¿Hay excepciones?

A pesar de estar en el siglo XXI, todavía existen marcas que realizan pruebas en animales para testar sus productos de belleza, ya que en países como los Estados Unidos no está prohibido hacerlo. Por tanto, si una marca fabrica en China pero todavía realiza pruebas en animales o compra materias primas que hayan sido testados en ellos, no pueden ser libres de crueldad.

Fabricar en China para vender allí se testa en animales

Pruebas con animales, una práctica innecesaria en los tiempos que corren

En resumen

  • Si una marca fabrica en China pero no vende allí, si puede ser cruelty free.
  • Si una marca sólo se limita a vender en Hong Kong y/o Taiwan, si puede ser cruelty free.
  • Si una marca vende a China a través de una tienda online a particulares, si puede ser cruelty free.
  • Si una marca fabrica en China pero continúa haciendo pruebas en animales, obviamente no es cruelty free.
  • Si una marca decide vender en China continental, no es cruelty free.
  • Si una marca fabrica y vende en China continental, no es cruelty free.
  • Si una marca vende online al por mayor, es decir, actúa como proveedor de tiendas físicas, no es cruelty free.

Es decir,

Las formas 1oo% fiables en los que una marca puede vender en China y evadir las pruebas en animales es vendiendo a través de Internet (donde el consumidor recibe el producto de manera directa), o en tiendas que estén ubicadas únicamente en Hong Kong o Taiwán. 

Esperamos que este artículo sirva para aclarar todas las dudas que había respecto al tema. Para saber más, consulta la entrada en la que hablamos sobre el programa piloto que ha creado en China la organización Cruelty Free International. Cualquier duda o sugerencia que tengáis, dejádmelo en comentarios o escribidme al correo. Y si os interesa el tema, no perdáis de vista este blog para conocer cualquier novedad que se produzca. Os dejo también nuestra lista actualizada de marcas que no testan en animales.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 5)
1 Response
  • Arael
    marzo 8, 2018

    Artículo muy instructivo. No me arrepiento en absoluto de de haberme suscrito, mil gracias por tu labor. Sigue así. Un detalle, en el artículo pone siglo 12 (XII), aunque evidentemente querías decir XXI (21), por si quieres corregirlo.

What do you think?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error:
Optimized with PageSpeed Ninja